16 febrero 2006

Artefactos de Raabe: Los anillos del absoluto entendimiento

Son tres bellos anillos de oro con una gema incrustada, cada una de las cuales es distinta a las demás solo por el color. En origen estos anillos vienen en un estuche de madera con incrustaciones de cuarzo de los mismos tres colores que las gemas de los anillos. Los poderes atribuidos a estos tres anillos son distintos aunque con un denominador común, permitir el absoluto entendimiento...

- El anillo de la gema azul, permitirá entender cualquier idioma que se escuche. Los efectos tardan unos segundos desde que se empieza a escuchar el idioma desconocido, hasta que el anillo comienza a traducir, por lo que es normal, que una vez activado las primeras palabras no se escuchen correctamente, pero funcionando perfectamente durante el tiempo deseado, o hasta que el usuario se sienta extrañamente fatigado por el uso de estos poderes.

- El anillo de la gema verde, permite entender cualquier idioma que esté escrito, se debe saber leer pues el efecto que produce es convertir el texto en el lenguaje nativo del usuario, solo a sus ojos. Este efecto tarda unos segundos en activarse, como si el anillo, primero tuviera que averiguar que idoma es el que trata de traducir, y a que otro idioma debe traducirlo. Su uso fatigará misteriosamente a su usuario en pocos minutos.

- El anillo de la gema roja, permite que al hablar las palabras suenen en el idioma deseado. Durante los primeros segundos, tras la activación del anillo, el usuario tartamudeará un poco, hasta que el anillo interpreta el idioma al que se quieren traducir las palabras, tras estos segundos, el lenguaje fluye suavemente, durante unos minutos, hasta que la misma misteriosa fatiga agote al usuario.

Es importante destacar, que se pueden anular los efectos cuando el usuario desee, momento en el que el entendimiento desaparecerá de la misma manera que apareció. Tambien cabe destacar, que cuando alguno de los anillos está en uso, un leve fulgor iluminará la gema que lo adorna.
Y por último pero no por ello poco importante, para usar el anillo, éste debe estar colocado en un dedo, y visible, es decir, oculto bajo un guante, no funciona.

Para activar su uso se debe tocar levemente el cristal del anillo que se desea activar, con el dedo anular y susurrar las palabra “desvélame el secreto de las palabras”.

Aunque aparentemente poco significativos, estos anillos son un poderoso aliado, al librarse de una gran barrera que separa unas civilizaciones de otras, el idioma.

Extraído de la obra del maestro Cusano. "De docta ignorantia Ars auriferae"

2 comentarios:

Niebla dijo...

¿Y qué ocurre si, usando el anillo de la gema roja, el orador tiene escuchantes con diversas lenguas natales?

Angust McKlow dijo...

Supongo que debería escoger cual quiere interpretar